asesoriamoya Asesoria empresarial Palma de Mallorca Balears, Illes

A continuación pasamos a informarle de los aspectos que consideramos más relevante de la normativa actual, noticias y otros.

REAL DECRETO-LEY 5/2011, DE 29 DE ABRIL, DE MEDIDAS PARA LA REGULARIZACIÓN Y CONTROL DEL EMPLEO Y FOMENTO DE LA REHABILITACIÓN DE VIVIENDAS.

CAPITULO I

Medidas destinadas a empresas que se acojan voluntariamente al procedimiento de regularización respecto de aquellos trabajadores ocupados de manera irregular.

Art. 1. Proceso voluntario de regularización.

Los empresarios que ocupen trabajadores de manera irregular por no haber solicitado su afiliación inicial o alta en la Seguridad Social, podrán regularizar la situación de los mismos desde la entrada en vigor de este Real Decreto-ley y hasta el 31 de diciembre de 2011.

Art. 2. Efectos en materia de Seguridad Social del proceso de regularización.

A los efectos indicados en el artículo anterior, las empresas deberán solicitar el alta de los citados trabajadores en el correspondiente régimen de la S.S. dentro del plazo señalado.

Art. 3.  Efectos de la regularización en materia de sanciones.

1. Las situaciones de hecho a que se refieren los artículos anteriores sobre los trabajadores afectados por la regularización, no podrán ser objeto de las sanciones administrativas previstas.

2. No obstante, lo establecido en el apartado anterior no resultará aplicable cuando ya se hubiere iniciado una actuación en la empresa en materia de seguridad social, que tenga por objeto o afecte a las situaciones de hecho referidas en dicho apartado o hubieren tenido entrada en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Art. 4. Modalidades contractuales.

1. Los empresarios que se hayan acogido al procedimiento de regularización a que se refiere este capítulo deberán formalizar un contrato de trabajo con el trabajador, mediante cualquier modalidad contractual indefinida o temporal o de duración determinada. Cuando se trate de contratos de carácter temporal o de duración determinada su duración inicial prevista no podrá ser inferior a seis meses.

2. Respecto a los trabajadores contratados mediante las modalidades contractuales temporales o de duración determinada, no resultará de aplicación lo establecido en el art. 15 del E.T., sobre la adquisición de condición de fijos de los mismos por fraude de ley en los contratos.

3.      En el contrato de trabajo se hará constar expresamente que el mismo se acoge al proceso de regularización establecido en este Real Decreto-ley, sin perjuicio de la restante normativa laboradle aplicación.

CAPITULO II

Medidas destinadas a combatir la ocupación irregular una vez finalizado el proceso voluntario de regularización.

1. Los empresarios que contraten o subcontraten con otros la realización de obras o servicios correspondientes a la propia actividad de aquéllos o que se presten de forma continuada en sus centros de trabajo, deberán comprobar, con carácter previo al inicio de la prestación de la actividad contratada o subcontratada, la afiliación y alta en la Seguridad Social  de los trabajadores que ocupen en los mismos.

2. El deber de comprobación establecido en el apartado anterior no será exigible cuando la actividad contratada se refiera exclusivamente  a la construcción o reparación que pueda contratar un cabeza de familia respecto a su vivienda.

Modificación del texto refundido de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social.

La NO solicitud de la afiliación inicial o el alta de los trabajadores que ingresen a su servicio, o solicitar la misma, como consecuencia de actuación inspectora fuera del plazo establecido. A estos efectos se considerará una infracción por cada uno de los trabajadores afectados (art. 22.2). La sanción será grave y se     sancionará:

                            Legislación anterior                                     Legislación actual

Grado mínimo        626 a 1.250                                                  3.126 a 6.250 

Grado medio          1.251 a 3.125                                               6.251 a 8.000

Grado máximo       3.126 a 6.250                                                8.001 a 10.000

La infracción muy grave del art. 23.1 que trata sobre dar ocupación como trabajadores a beneficiarios o solicitantes de pensiones u otras prestaciones periódicas de la Seguridad Social, cuyo disfrute sea incompatible con el trabajo por cuenta ajena, cuando no se le haya dado de alta en la S.S. al inicio de su actividad, se sancionará:

                         Legislación anterior                                     Legislación actual

Grado mínimo        6.251 a 25.000                                         10.001 a 25.000

Grado medio         25.001 a 100.005                                    = legislación anterior

Grado máximo    100.006 a 187.515                                    = legislación anterior   

Disposición adicional primera.  Incumplimiento del régimen jurídico de la regularización.

Los empresarios que se hubieran acogido al proceso voluntario de regularización sin reunir los requisitos establecidos al respecto o los que, aún reuniéndolos, hubieren procedido a la extinción del contrato de trabajo de los trabajadores afectados por la regularización antes de seis meses, cualquiera que fuera la modalidad del contrato utilizado, perderán automáticamente el derecho a acogerse a los beneficios y efectos establecidos en este Real Decreto-ley, con efectos desde la fecha de la regularización. Asimismo deberán reintegrar las ayuda, bonificaciones y, en general, los beneficios derivados de la aplicación de los programas de empleo.

Lo dispuesto en el párrafo anterior no será aplicable a las extinciones por despido disciplinario declarado como procedente, o por dimisión, muerte, jubilación o incapacidad.

Asimismo, los empresarios que incumplan el régimen jurídico de la regularización deberán proceder al ingreso de las cuotas de Seguridad Social que procedan; todo ello sin perjuicio de la aplicación de lo establecido en la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social.

Disposición final cuarta. Entrada en vigor.

El presente Real Decreto-ley entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el BOE (7 de mayo de 2011), excepto las medidas previstas en el capitulo II, que entrarán en vigor el 1 de agosto de 2011.

SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN. 

ACUERDOS DE LA COMISIÓN NEGOCIADORA DE 28 DE MARZO SOBRE EL CONTRATO DE FIJO DE OBRA Y EL CONTRATO DE PUESTA A DISPOSICIÓN

CONTRATO DE FIJO DE OBRA

La entrada en vigor de la Ley 35/2010, de Medidas Urgentes para la reforma del Mercado de Trabajo modificando el artículo 15 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, sobre el contrato por obra o servicio determinado y la concatenación de los contratos de trabajo, puso en peligro la figura del contrato de fijo de obra regulado en el artículo 20 del IV Convenio General del Sector de la Construcción, de ahí que aquella ley contemplara en su disposición adicional primera que los dispuesto con carácter general se entendía sin perjuicio de lo que pudiera establecerse sobre la regulación del contrato fijo de obra en la negociación colectiva de conformidad con la disposición adicional tercera de la Ley 32/2006, sobre la subcontratación en el sector de la construcción, de ahí que la Comisión Negociadora  del IV Convenio General del Sector de la Construcción, en sesión celebrada el pasado 28.03.2011, haya acordado una nueva redacción del mencionado artículo 20, sobre el contrato de fijo de obra, que, manteniendo la misma regulación, adiciona expresamente que el trabajador contratado no adquirirá la condición de trabajador fijo de la empresa, aun cuando el contrato tenga una duración superior a los tres años, en función de cuándo terminen los trabajos de oficio y categoría del trabajador en dicha obra (apartado 2 de dicho artículo) o cuando la última obra se prolongue más allá de los tres años (apartado 3 del artículo), ni se entenderá que existe concatenación de contratos que conlleva la adquisición de la condición de trabajador fijo, por la contratación, con o sin solución de continuidad, para diferentes puestos de trabajo mediante dos o más contratos de fijos de obra con la misma empresa o grupo de empresas, así como tampoco se producirá la adquisición de la condición de trabajador fijo por la sucesión empresarial del artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores, ni por la subrogación del artículo 23 del IV Convenio General.

En definitiva, la contratación de fijos de obra mantiene su regulación, sin que sea de aplicación las normas generales sobre el contrato por obra y servicio determinado y sobre la concatenación de contratos.

CONVENIO COLECTIVO DE HOSTELERÍA. RECORDATORIO

Por la presente y ante el inicio de la temporada turística, pasamos a recordarles como ya hicimos el 15 de septiembre de 2008, que el Texto articulado del XIII Convenio Colectivo de Hostelería de Illes Balears entre otros, establece lo siguiente:

En su artículo 6.7. Trabajadores discapacitados.- “Las empresas que empleen un número de trabajadores fijos que excedan de 50 vendrán obligadas a emplear un número de trabajadores con discapacidad, en los términos previstos en el artículo 38-1 de la Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de Minusválidos (BOE 103, 30 de abril 1982), esto es, en un porcentaje no inferior al dos por ciento de la plantilla. Podrán excepcionalmente quedar exentas de esta obligación, tal y como prevé el artículo 1 del R.D. 364/2005, de 8 de abril (BOE nº 94, de 20 abril 2005), de forma parcial o total, por los motivos establecidos en el apartado 2 del mismo, siempre que en ambos supuestos se aplique alguna de las medidas sustitutorias, alternativa o simultáneamente, que se regulan en el citado real decreto. Las empresas obligadas a realizar este tipo de contrataciones deberán solicitar de los Servicios Públicos de Empleo competentes la declaración de excepcionalidad con carácter previo a la adopción de las medidas alternativas reguladas en este real decreto”.

En su artículo 7. Plantillas y contratación.- “En materia de empleo estable y contratación temporal o a tiempo determinado se fijan los siguientes criterios:

PLANTILLAS DE LOS CENTROS DE TRABAJO: Los criterios relativos a la relación entre contratación temporal y la plantilla del centro de trabajo, a partir de 01 de abril de 2008 al 31 de diciembre de 2011, queda fijada a queda fijada de la siguiente manera:

- Centros de trabajo a partir de 25 trabajadores: 72% entre fijos y fijos discontinuos en cada centro de trabajo, por lo tanto, hasta un 28% podrán ser contratados al amparo de las distintas modalidades de contratación temporal o a tiempo determinado siempre que éstos no se efectúen en fraude de ley, quedando incluidos en dicho porcentaje las contrataciones a través de empresas de trabajo temporal que no podrán superar el 10% de la plantilla.

- Centros de trabajo de 11 a 25 trabajadores: 62% entre fijos y fijos discontinuos en cada centro de trabajo, por lo tanto, hasta un 38% podrán ser contratados al amparo de las distintas modalidades de contratación temporal o a tiempo determinado siempre que éstos no se efectúen en fraude de ley .

Los criterios relativos a la relación entre contratación temporal y la plantilla del centro de trabajo a partir del 01-01-2012 quedarán fijados de la siguiente manera:

- Centros de trabajo a partir de 25 trabajadores: 75% entre fijos y fijos discontinuos en cada centro de trabajo, por lo tanto, hasta un 25% podrán ser contratados al amparo de las distintas modalidades de contratación temporal o a  tiempo determinado siempre que éstos no se efectúen en fraude de ley, quedando incluidos en dicho porcentaje las contrataciones a través de empresas de trabajo temporal que no podrán superar el 10% de la plantilla.

- Centros de trabajo de 11 a 25 trabajadores: 65% entre fijos y fijos discontinuos en cada centro de trabajo, por lo tanto, hasta un 35% podrán ser contratados al amparo de las distintas modalidades de contratación temporal o a tiempo determinado siempre que éstos no se efectúen en fraude de ley.

No se computarán como parte de la plantilla a efectos de calcular los precitados porcentajes, los contratados como interinos, relevistas, los de sustitución por anticipación de la edad de jubilación y los contratos formativos. Si se computarán aquellos trabajadores que presten sus servicios en la empresa que estén de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

No serán de aplicación los anteriores criterios de plantilla durante los periodos de actividad en los que el centro de trabajo esté destinado a programas oficiales de vacaciones de turismo social y para los centros de temporada durante el periodo de interrupción de la actividad.

En ningún caso serán de aplicación los criterios anteriores a los centros de trabajo durante los tres primeros años de inicio de su actividad”.

En su artículo 8.2. Garantía de ocupación.- 

Apartado 2.-“Los trabajadores que en el año 1992, o en sucesivos, hubiesen alcanzado o alcancen a partir de dicho año, tres periodos anuales consecutivos prestando servicios a la misma empresa por tiempo igual o superior a seis meses al año, con la condición contractual de fijo discontinuo, tendrán una garantía de ocupación de seis meses al año. (nota.- La garantía máxima será de 6 meses al año, con independencia que la media de la ocupación hubiera sido superior).

Los trabajadores fijos discontinuos que no tengan garantizado el tiempo mínimo de llamamiento regulado en el párrafo anterior por no haber alcanzado la media de ocupación que se exige, se les garantizará a partir del día 1 de enero de 2009 la media de ocupación que hayan realizado durante los llamamientos (como fijos-discontinuos) de los tres primeros años. (nota.- Después de tres años como fijos-discontinuos se les garantizará la media de ocupación, que siempre será inferior a los 6 meses).

En este supuesto la empresa convocará al trabajador para restablecer la prestación de sus servicios a partir del cuarto año de prestación de servicios como fijo discontinuo por un periodo de ocupación no inferior a la media resultante”. (nota.- Que no será superior a seis meses)

Apartado 3. (nota.- Solo para los fijos-discontinuos anteriores a 1992)Garantías de ocupación anteriores al año 1992.- “Los trabajadores fijos discontinuos que tengan reconocida una garantía de ocupación anual superior a la regulada en el apartado anterior, proveniente de la regulación de convenio anteriores al año 1992, conservarán el derecho a la misma en las condiciones establecidas en tales convenios, cuyo régimen de aplicación es el siguiente:

1) Los trabajadores fijos discontinuos tendrán una garantía de tiempo mínimo de ocupación anual, equivalente a la media resultante de computar los períodos trabajados con la condición de fijos discontinuos durante los años 1983,1984 y 1985 o, en su caso, siguientes hasta el año 1991.

3) Cuando un trabajador hubiera venido prestando sus servicios con la condición de fijo discontinuo desde al menos el año 1982, durante seis meses al año, y por efectos de la ocupación registrado en el año 1985, la media resultante fuera inferior a seis meses, no se tendrá en cuenta dicho año 1985 para fijar el tiempo de ocupación garantizado.

4) Los tiempos de ocupación garantizados resultantes de las medias establecidas, podrán sufrir una reducción por razones productivas u organizativas, sin necesidad de autorización administrativa con arreglo a los siguientes términos: Cuando la media de ocupación garantizada resultare de 6 meses o menos, no cabrá reducción alguna. Si la media fuera de 6 a 7 meses, cabrá una reducción hasta el límite de 6 meses. Cuando la media resultare ser más de 7 meses, la reducción podrá ser de hasta 30 días naturales.

Las reducciones de los periodos de ocupación antes citadas se comunicarán al trabajador por escrito indicando las razones de las mismas”.

Apartado 4.- Condiciones de la garantía de ocupación.- “Dentro de la garantía de  ocupación se computan tanto el tiempo efectivo de servicios como los descansos computables como de trabajo, tales como vacaciones, fiestas, permisos y las suspensiones legales del contrato de trabajo.

Los periodos de ocupación garantizados se ejecutarán de forma continuada dentro del año natural. Estos periodos continuados podrán ser interrumpidos durante su ejecución, de acuerdo con las facultades directivas de la empresa y sin necesidad de autorización  alguna, por una sola vez y por un tiempo máximo de quince días. La empresa, en estos casos, deberá preavisar al trabajador por escrito, con una antelación mínima de cinco días naturales.

La ejecución continuada de los periodos garantizados de ocupación que se establece en el párrafo anterior lo es sin perjuicio de que la empresa pueda realizar llamamientos de estos trabajadores, por tiempos de duración inferior a aquella ejecución continuada, periodos que no afectarán a la garantía mínima y continuada anual.

En los centros de trabajo de actividad intermitente a lo largo de año (actividades de prestación a tiempo parcial, establecimientos de fin de semana y/o de duración ocasional o similares), no será de aplicación el régimen de prestación continuada del periodo de ocupación garantizada, en su caso.

La posible ampliación del tiempo de ocupación, más allá del periodo garantizado, ya sea por anticipación y/o prolongación de actividades, no tendrá efectos de cara a un incremento de la media garantizada para ulteriores años. El trabajador deberá conocer, en su caso, la prolongación del tiempo de ocupación con al menos una semana de antelación a la conclusión prevista de prestación de servicios. Las reducciones antes reguladas no disminuirán las medias garantizadas de ocupación para ulteriores periodos de actividad.

Lo establecido en los apartados 2 y 3 de este artículo, se aplicará solamente a quienes hayan trabajado en este régimen durante los años 1983, 1984 y 1985, y en lo sucesivo a quienes completen o hayan completado tres periodos anuales de ocupación consecutivos como trabajadores fijos discontinuos”.

Apartado 7.- Llamamiento de los trabajadores.- “Todos los trabajadores fijos de carácter discontinuo deberán ser llamados cada vez que vayan a llevarse a cabo las actividades para las que fueron contratados.

1.- Se establecen las siguientes condiciones de llamamiento:

a) La empresa deberá llamar al trabajador al inicio de las actividades, si bien, en atención al volumen de trabajo en el centro laboral, dispondrá para convocar de un margen de treinta días naturales desde la fecha habitual de incorporación del trabajador.

b) No obstante, la empresa podrá retrasar el llamamiento hasta más allá de los treinta días naturales establecidos en el párrafo anterior, siempre y cuando lo comunique por escrito al trabajador antes de que transcurran los treinta días desde la fecha habitual de llamamiento y con indicación de la fecha concreta en que se producirá la reincorporación al trabajo.

El ejercicio por la empresa de las facultades establecidas en los párrafos anteriores, en ningún caso supondrá merma ni perjuicio a la garantía de periodos mínimos de ocupación antes regulados.

Estas condiciones de llamamiento no serán de aplicación a los trabajadores que no hayan consolidado los tiempos mínimos de ocupación a que se refiere los apartados 2 y 3 de este artículo. El llamamiento deberá realizarse por orden de antigüedad en la empresa dentro de cada especialidad en la categoría profesional. La interrupción se realizará por el orden inverso, cesando primero el de menor antigüedad, salvo aquellos trabajadores con garantía de ocupación que no hayan cumplido la misma, en cuyo caso tendrán preferencia de permanencia éstos.

La empresa deberá realizar el llamamiento por escrito al trabajador para su incorporación en la fecha que corresponda, con una antelación no inferior a siete días naturales, cuando se trate de llevar a cabo el periodo de ocupación garantizado. En los demás casos el llamamiento será con una antelación no inferior a 48 horas.

2.- Se presumirá no efectuado el llamamiento:

a) Una vez transcurrido 30 días naturales desde la fecha habitual de convocatoria sin que se haya producido el llamamiento ni la comunicación a que se refiere el párrafo 1 b) de este apartado.

b) Llegada la fecha prevista en la comunicación empresarial para la reincorporación, no se produjera ésta.

c) Se entenderá asimismo no efectuado el llamamiento cuando el trabajador se viera preterido por la contratación de otro de menor antigüedad en su misma especialidad.

d) Cuando la empresa comunique fehacientemente la decisión de extinguir el contrato de trabajo.

En tales supuestos y a partir de las fechas en que deba producirse el llamamiento, o se comunicase la decisión extintiva, según los casos, el trabajador podrá reclamar en procedimiento por despido ante la jurisdicción competente”

En su artículo 21. Conciliación de la vida laboral y familiar. 

Apartado 2.- “Las trabajadoras, por lactancia de un hijo menor de nueve meses, tendrán derecho a una hora de ausencia del trabajo, que podrá dividir en dos fracciones. La mujer, por su voluntad, podrá sustituir este derecho, por una reducción de su jornada en media hora con la misma finalidad. Este permiso podrá disfrutarlo indistintamente por la madre o el padre en caso de que ambos trabajen. Las trabajadoras podrán hacer uso de este derecho en la forma a continuación establecida:

El permiso por lactancia establecido en el apartado 4 del artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores, y en el apartado anterior, en el supuesto de que la trabajadora haya optado por acumularlo en jornadas completas, se regirá por los siguientes términos:

a) Deberá disfrutarse de forma ininterrumpida y a continuación del periodo de suspensión del contrato de trabajo previsto en el artículo 48.4 del E.T. y, en su caso, vacaciones.

b) La trabajadora deberá preavisar por escrito con, al menos, quince días de antelación al inicio de la opción del disfrute acumulado en jornadas completas.

c) El número de jornadas a disfrutar por el citado permiso se hallará calculando los días laborables que medien entre el fin de la suspensión del contrato y, en su caso, vacaciones, hasta el cumplimiento de la edad de nueve meses del hijo, o hasta la fecha de terminación o interrupción del contrato, si ésta fuera anterior, a razón de una hora por día previsto de trabajo.

d) Las fracciones de día se redondearán a jornadas completas, y el resultado final se disfrutará en días naturales.

La concreción horaria de la reducción de jornada, previstos en el apartado 5, del artículo 37 del E.T. , corresponderá a la trabajadora, dentro de su jornada ordinaria. La trabajadora deberá preavisar a la empresa con quince días de antelación la fecha en que se reincorporará a su jornada ordinaria.

Los trabajadores que por razones de guarda legal tengan a su cuidado directo algún hijo menor de ocho años o un minusválido físico, psíquico o sensorial, que no desempeñe una actividad retribuida, a propuesta de los representantes legales de los trabajadores, tendrán preferencia para disfrutar el descanso semanal en sábados y domingos, estableciendo un turno rotativo en caso de que no puedan disfrutarlo simultáneamente todos los que se encuentren en esta circunstancia. Dicha preferencia cesará cuando desaparezcan las circunstancias que la motivaron. No procederá dicha preferencia cuando por aplicación de la misma se tengan que modificar situaciones personales consolidadas”.

En su artículo 33.- Compensación a la extinción de la relación laboral.- “Se establece una compensación indemnizatoria cuando el trabajador opte por extinguir su contrato de trabajo, siempre y cuando se haya mantenido vinculado a la misma empresa durante el tiempo de servicios que más abajo se indica y cuente con alguna de las edades que se citan a continuación:

En su artículo 35.- Seguro por invalidez o fallecimiento.- “Las empresas deberán tener concertada una póliza de seguro que garantice a los trabajadores un capital de 5.000,00 €, a percibir por sí mismos o por los herederos legales o por los beneficiarios expresamente designados.

La indemnización del capital garantizado se efectuará en los supuestos de muerte o de declaración de invalidez en el grado de incapacidad permanente total para la profesión habitual, absoluta para todo trabajo o gran invalidez, siempre que la invalidez o fallecimiento deriven de una enfermedad, sea o no profesional, y se cumplan las condiciones generales de la póliza suscrita para cubrir el citado riesgo.

Tendrán derecho a la percepción de la presente mejora todos los trabajadores que a la fecha de inicio del proceso de enfermedad causante de la muerte o la invalidez estuvieran de alta en la empresa con una antigüedad igual o superior a quince años.

A los trabajadores fijos discontinuos se les computará la antigüedad, de modo que cada nueve meses de servicio equivalgan a doce meses, y la fracción resultante, en su caso, siempre que sea superior a 137 días, se compute como un año más, sin que, en ningún caso, por aplicación de esta equivalencia resulte una antigüedad superior a la que resultara a un trabajador fijo ordinario.

Los representantes legales de los trabajadores podrán conocer del contenido de la póliza suscrita a tal efecto.

Las empresas que no tengan concertadas estas pólizas resultarán directamente obligadas al pago del citado capital caso de producirse las contingencias expresadas en el presente artículo.

Las prestaciones que se deriven del presente artículo son incompatibles con las que puedan derivarse de las contingencias reguladas en el artículo 36 Seguro de accidentes.

Con efectos del día 1 de enero de 2009 el capital asegurado se fija en 5.500,00 €”

En su artículo 36.- Seguro de accidentes.- “Las empresas deberán tener concertada una póliza de seguro que garantice a los trabajadores un capital de 13.500,00 €, a percibir por sí mismos o por los beneficiarios designados o herederos legales, en los supuestos de declaración de invalidez en los grados de incapacidad permanente total para la profesión habitual, absoluta para todo trabajo o gran invalidez, o por muerte, siempre que la invalidez o fallecimiento mencionados deriven de un accidente, sea o no laboral, y se cumplan las condiciones generales concertadas en la póliza suscrita para cubrir el riesgo citado. Tendrán derecho a la percepción de la presente mejora, sin perjuicio de la fecha en que se declare la invalidez o sobrevenga el fallecimiento, aquellos trabajadores que estuvieran de alta en la empresa en la fecha en que hubiera acaecido el accidente a consecuencia del cual se produzcan tales contingencias.

Las prestaciones que deriven del presente artículo son incompatibles con las que puedan derivarse de las contingencias reguladas en el artículo 35 seguro por invalidez o fallecimiento.

Los representantes legales de los trabajadores podrán conocer el contenido de la póliza suscrita a este efecto.

Las empresas que no tengan concertadas estas pólizas resultarán directamente obligadas al pago del capital citado caso de producirse las contingencias expresadas en el párrafo anterior.

Con efectos del día 1 de enero de 2009 el capital asegurado se fija en 15.000,00 €”.

Le recomendamos que la contratación del seguro se efectúe de tal manera que cubra en todo momento las contingencias del convenio en vigor.

En el caso de que precise una compañía de seguros con especial dedicación a este tipo de contingencias, le rogamos que nos lo comunique para poder aconsejarle al respecto.

En su artículo 39. Manipulación de alimentos.- “Todos los trabajadores que estén en contacto con alimentos deberán cumplir escrupulosamente las disposiciones sobre manipulación de los mismos, observando en todo momento la máxima higiene en su indumentaria y aseo personal. Todos los trabajadores atenderán las instrucciones de la empresa sobre la prevención de prácticas antihigiénicas previstas legalmente, cumpliendo las órdenes de trabajo que en esta materia puedan afectar tanto al servicio como a la imagen de la empresa. La empresa facilitará a los trabajadores afectados la formación adecuada en materia de manipulación de alimentos, así como los medios necesarios para la obtención de los certificados, carnés o credenciales que oficialmente se exijan, sin que ello suponga costo alguno para el trabajador”.

Para cualquier consulta o aclaración respecto a esta nota informativa rogamos se pongan en contacto con este despacho.

Atentamente.

Fdo.: Miguel Moyá Quintero.