asesoriamoya Asesoria empresarial Palma de Mallorca Balears, Illes
NOTA INFORMATIVA MES DE DICIEMBRE 2011

A continuación pasamos a informarles de los aspectos que consideramos más relevante de la normativa actual, noticias y otros.

 
EMPLEADOS DE HOGAR.

Recientemente y como ya les informamos en meses anteriores, se ha publicado una nueva normativa respecto a los empleados de hogar, tanto en la relación laboral como con la Seguridad Social, normativa que dificultará sobre manera esta relación laboral especial entre el cabeza de familia y el empleado de hogar, con independencia que la relación laboral sea a jornada completa como si es a tiempo parcial por unas horas a la semana o al mes.

A nuestro juicio esta normativa, que deroga y modifica la anterior, es un verdadero despropósito, y obligará al cabeza de familia a unas obligaciones casi empresariales respecto al empleado de hogar, y que será de muy difícil o imposible aplicación para un cabeza de familia de edad avanzada, lo que posiblemente le obligará a contratar a un profesional. Por si ello fuera poco, en general suben las aportaciones del empleador a la Seguridad Social, tanto en las cotizaciones como en las prestaciones de la incapacidad temporal del empleado.

La normativa en sí, es tan compleja y mal diseñada, sobre todo en materia de las obligaciones con la Seguridad Social, que a fecha de hoy, nosotros como profesionales tenemos numerosas dudas, dudas que tampoco son capaces de resolver la propia Administración.

A continuación, expondremos de forma genérica lo que a nuestro juicio son las características más relevantes de esta nueva normativa, y trataremos de hacerlo de una manera que sea de fácil comprensión, tarea difícil si nos atenemos a la compleja y confusa redacción que provoca muchos interrogantes.

En primer lugar, expondremos lo dispuesto en el R.D. 1620/2011 por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar. En segundo lugar, pretenderemos explicar las modificaciones recogidas en la disposición adicional trigésima novena de la Ley 27/2011 respecto a las obligaciones con la Seguridad Social.

Real Decreto 1620/2011.

Forma del contrato:

El contrato de trabajo con independencia del tiempo de trabajo (jornada completa o jornada parcial), deberá constar por escrito obligatoriamente en la mayoría de los casos y siempre cuando la relación laboral sea superior a cuatro semanas, en caso contrario se presumirá la relación laboral como indefinida.

En caso de efectuar un contrato temporal y no indefinido, deberá aplicarse la normativa en materia de contratos temporales dispuesta en el Estatuto de los Trabajadores, que por su complejidad no reproducimos.

Derechos y deberes:

Las retribuciones mínimas serán al menos iguales al SMI. No obstante, en los casos donde exista derecho a alojamiento o manutención, se podrá descontar del salario el porcentaje que las partes acuerden siempre que quede garantizado el pago en metálico, al menos, de la cuantía del SMI en cómputo mensual y sin que de la suma de los diversos conceptos pueda resultar un porcentaje de descuento superior al 30 por 100 del salario total.

Para la retribución de los empleados de hogar que trabajen por horas, el salario mínimo de referencia será el que se fije en el real decreto por el que fija anualmente el salario mínimo interprofesional para los trabajadores eventuales y temporeros y empleados de hogar, que incluye todos los conceptos retributivos.

Deberá documentarse el salario mediante la entrega de un recibo al trabajador justificativo de pago en la forma acordada por las partes, en su defecto, conforme a lo señalado en el art. 29.1 del Estatuto de los Trabajadores.

Tiempo de Trabajo:


La jornada máxima semanal será de cuarenta horas de trabajo efectivo, sin perjuicio de los tiempos de presencia, a disposición del empleador, mediando entre jornada y jornada un mínimo de diez horas.

El tiempo de presencia tendrá la duración y será objeto de retribución o compensación en los términos que acuerden las partes. En todo caso, salvo que se acuerde su compensación con períodos equivalentes de descanso retribuido, las horas de presencia no podrán exceder de veinte horas semanales de promedio en un periodo de referencia de un mes y se retribuirán con un salario de cuantía no inferior al correspondiente a las horas ordinarias.

El empleado interno dispondrá, al menos, de dos horas diarias para las comidas principales, no computándose como de trabajo.


Los empleados de hogar tienen derecho a un descanso semanal de treinta y seis horas consecutivas.


El trabajador disfrutará de treinta días de vacaciones y de las fiestas y permisos previstos en el ET.


Extinción de contrato:

La relación laboral podrá extinguirse por desistimiento del empleador y por las causas establecidas en el ET.

El contrato podrá extinguirse durante el transcurso del contrato por desistimiento del empleador, lo que deberá comunicarse por escrito al empleado de hogar, en el que deberá constar de modo claro e inequívoco, la voluntad del empleador de dar por finalizada la relación laboral por esta causa, en caso contrario podrá interpretarse como despido improcedente que conlleva una indemnización de veinte días por año con el límite de 12 mensualidades.

En caso de desistimiento la indemnización será de 12 días por año de servicio, con el límite de seis mensualidades. Además deberá preavisarse con veinte días  si la duración del contrato es superior al año, en caso contrario el preaviso será de 7 días. En caso de desistimiento, simultáneamente a la comunicación de la extinción, el empleador deberá poner a disposición del trabajador la indemnización correspondiente, de no hacerlo podrá ser considerado despido improcedente.

Comunicación del contenido de los contratos:

El empleador deberá comunicar al Servicio Público de Empleo Estatal el contenido de los contratos, así como la terminación de los mismos. Ello se llevará a cabo mediante la comunicación en tiempo y  forma del alta o de la baja en la Seguridad Social ante la Tesorería General de la Seguridad Social que deberá ser acompañada, en su caso, del contrato de trabajo. Estas obligaciones tanto se refieren a los contratos de jornada completa, como a los contratos por horas.
 
Contratos en vigor a la entrada de este Real Decreto:

Lo dispuesto en el presente R.D. será de aplicación a los contratos vigentes a la fecha de entrada en vigor del mismo.

No obstante, la cuantía de la indemnización prevista a la finalización del contrato por desistimiento será la que se establecía a tales efectos en el momento de la celebración del contrato.

Así mismo la forma del contrato únicamente será de aplicación respecto los contratos que se celebren a partir de la fecha de entrad en vigor de este R.D.

Los empleadores dispondrán de un año para formalizar por escrito los contratos de trabajo vigentes que, como consecuencia de la nueva regulación, deban celebrarse por escrito.

Este Real Decreto entró en vigor el día 18 de noviembre de 2011.

Ley 27/2011.

Inscripción y Afiliación.

A partir de 1 de enero de 2012 los cabezas de familia que tengan empleados de hogar a tiempo completo o por horas, deberán solicitar un Código de Cuenta de Cotización a la Seguridad Social, en este Código de Cuenta de Cotización adscribirán a los trabajadores a su servicio. Para ello deberán presentar en las oficinas de la Seguridad Social o bien a través del Registro electrónico, los nuevos modelos TA6 o TA7 y el modelo TA2S-0138.

Para ello existe un periodo transitorio que comprende  desde el 1 de enero de 2012 a 30 de junio de 2012. (Este periodo transitorio solo es para aquellos empleados de hogar contratados con anterioridad a 1 de enero de 2012).

Cotización y Recaudación.


La cotización en este Sistema Especial, a partir de 1 de enero de 2012, estará en función del tramo que corresponda por las retribuciones percibidas por los empleados, conforme al siguiente cuadro:


Tramo Retribución mensual Base de cotización
1.º Hasta 74,83 €/mes. 90,20 €/mes.
2.º Desde 74,84 €/mes hasta 122,93 €/mes. 98,89 €/mes.
3.º Desde 122,94 €/mes hasta 171,02 €/mes. 146,98 €/mes.
4.º Desde 171,03€/mes hasta 219,11 €/mes. 195,07 €/mes.
5.º Desde 219,12€/mes hasta 267,20 €/mes. 243,16 €/mes.
6.º Desde 267,21 €/mes hasta 315,30€/mes. 291,26 €/mes.
7.º Desde 315,31€/mes hasta 363,40 €/mes. 339,36 €/mes.
8.º Desde 363,41 €/mes hasta 411,50 €/mes. 387,46 €/mes.
9.º Desde 411,51€/mes hasta 459,60 €/mes. 435,56 €/mes.
10.º Desde 459,61€/mes hasta 597,70 €/mes. 483,66 €/mes.
11.º Desde 507,71€/mes hasta 555,80 €/mes. 531,76 €/mes.
12.º Desde 555,81€/mes hasta 603,90 €/mes. 579,86€/mes.
13.º Desde 603,91€/mes hasta 652,00 €/mes. 627,96 €/mes.
14.º Desde 652,01€/mes hasta 700,10 €/mes. 676,06 €/mes.
15.º Desde 700,11 €/mes. 748,20 €/mes.


Según el cuadro anterior, la “base de cotización” vendrá determinada por la “retribución mensual” percibida por el empleado de hogar. Sobre la base de cotización que corresponda en cada caso, se aplicará el tipo de cotización del 22% (18,30 para el empleador y 3,70 a cargo del empleado). Además se cotizará por contingencias profesionales (accidentes de trabajo y enfermad profesional) a cargo del empleador, lo que supondrá un incremento aproximado de un 1,10 %.

Las bases de cotización del cuadro anterior se incrementarán en un porcentaje conforme al aumento que en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el 2012 se establezca para la base mínima del Régimen General.

Las cuantías de las cotizaciones se irán incrementando progresivamente hasta el año 2019, año en donde las bases de cotización por contingencias comunes y profesionales se determinarán igual que el resto de los trabajadores del Régimen General de la Seguridad Social (art. 109 LGSS).

En todos los casos el responsable del ingreso de las cuotas será siempre el empleador (cabeza de familia). El procedimiento de pago de cuotas se realizará, de manera obligatoria mediante domiciliación bancaria o cargo en cuenta.

Hay que tener en cuenta que cada vez que varié la retribución que se abona al trabajador hay que comunicarlo a la Tesorería General de la Seguridad Social en un plazo de 6 días desde que se produjo la variación, tanto si se refiere a trabajadores a tiempo completo como a tiempo parcial o por horas, ya que como hemos expuesto con anterioridad, la base de cotización va ligada a la retribución que percibe el empleado de hogar.

Acción Protectora.

A partir de 1 de enero de 2012, el subsidio por incapacidad temporal en caso de enfermedad o accidente, se va a percibir desde el cuarto día de baja en el trabajo hasta el octavo día a cargo del empleador, a partir del noveno día de baja será abonada por la Seguridad Social. El empleador, contrariamente a lo que establecía la normativa anterior, deberá cotizar a la Seguridad Social durante todo el tiempo que el empleado de hogar esté de baja.

La acción protectora del nuevo Sistema Especial no incluye la protección correspondiente al desempleo.

Lo expuesto, no deja de ser un breve resumen de la nueva legislación y la interpretación que desde este despacho se ha hecho de la misma. Existen lagunas e interrogantes que a medida que vayan resolviéndose iremos informando puntualmente a nuestros clientes.